“10 minutos en cada teta y cada 3 horas”

Si alguna vez alguien te ha recomendado que des 10-15 minutos el pecho, cada 3h…Sigue leyendo, porque, si quieres mantener la lactancia, una de las cosas que tenemos que aprender es…

Es curioso, como la leche de fórmula es creada a finales del siglo XIX y, hasta entonces, hayamos llegado como especies hasta esa fecha alimentándonos sin biberones. Es que…¿de repente hemos empeorado nuestra calidad de leche como mamíferas?, ¿qué ha pasado?

Que levante la mano quien haya podido oír este tipo de consejos: “no creo que puedas dar la teta porque en nuestra familia nadie ha podido”, “la leche de nuestra familia es aguachirri”, “yo solo te pude dar un mes porque se me cortó de repente…”

Si alguna vez alguien te ha recomendado que des 10-15 minutos el pecho, cada 3h…Sigue leyendo, porque, si quieres mantener la lactancia, una de las cosas que tenemos que aprender es…

¿Cómo funciona la fisiología de la lactancia?

La lactancia se produce por la extracción regular de leche y la estimulación del pezón, para que así se liberen las hormonas encargadas de enviar la señal al cerebro de: “¡ey! hay que producir leche”.
Lo más importante para que una lactancia funcione es la succión del bebé. Él es el mejor sacaleches. Los extractores (manuales o eléctricos) también podrían conseguir estimulación, pero el vaciado del pecho por parte del bebé es el que mayor efecto tiene sobre la glándula.

Cuando el bebé mama A DEMANDA (el tiempo que necesita y no poniendo un horario), está estimulando las terminaciones nerviosas que envían la información al cerebro, y ésta información dependerá de la intensidad, la duración y la frecuencia de la estimulación del pezón. La hormona que se encarga de producir leche (prolactina) tiene su pico más alto alrededor de los 30 minutos después de que la toma empiece. ¿Por qué? Porque su efecto principal es producir leche PARA LA SIGUIENTE toma. Si nosotros interrupimos su función con los tiempos del reloj, no permitimos que el bebé regule su producción.

Es durante la noche (entre las 2 y 5 am) cuando la prolactina se produce en mayor cantidad, de ahí que los bebés estén más activos durante la noche en comparación con el día y, tengamos la sensación de que “se ha pasado toda la noche al pecho”.

La succión del bebé también hace que aumente la producción de otras hormonas (gonadotropina, foliculoestimulante y luteinizante) dando como resultado la supresión de la ovulación y la menstruación. Por eso, una de las cosas que necesitamos para utilizar la lactancia como anticonceptivo natural es esta premisa.

Pero… No solo acaba aquí. También necesitamos otro factor que se llama FIL (factor inhibidor de lactancia). El FIL es una proteína que se encarga de parar la producción de leche para evitar que la producción sea continua y así impedir problemas que puede suponer tener el pecho excesivamente lleno. El FIL es eliminado con la succión del bebé, generando un feedback con el cerebro para que éste se encargue de producir la leche que necesita en cada momento.

Si hacemos caso a los “saurioconsejos” y ponemos horario a la teta…¿cómo actuarán las hormonas? Disminuyendo la producción de leche en la siguiente toma, y en la siguiente, y la siguiente… Y eso, a la larga se traducirá en hipogalactia secundaria, y, en consecuencia, en destete precoz. Todo lo contrario a lo que queríamos conseguir.

 

¿ Quieres saber más ?
Pide cita con nuestra profesional en Asesoría de lactancia.

más
articulos

Inicia Sesión