Conceptos básicos sobre el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es la endocrinopatía más común en las mujeres en edad reproductiva. Se desconocen las causas de ésta, pero puede venir condicionado por predisposición genética y por la exposición a factores ambientales. 

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es la endocrinopatía más común en las mujeres en edad reproductiva. Se desconocen las causas de ésta, pero puede venir condicionado por predisposición genética y por la exposición a factores ambientales. 

El SOP es un trastorno que afecta entre el 6-10% de la población mundial femenina. ( se puede poner alguna grafica) 

Fotos de Grafico de tortas, Imágenes de Grafico de tortas ⬇ Descargar | Depositphotos

Los factores genéticos desempeñan un papel fundamental muy importante a la hora de su aparición. Además de problemas endocrinos y reproductivas existe una mayor prevalencia de sufrir resistencia a la insulina, entre otras. La resistencia a insulina aumenta aún más con los malos hábitos: la mala alimentación, problemas de peso y la falta de actividad física.

¿Cuáles son los principales síntomas del SOP? 

Los principales síntomas del SOP suelen ser:

  • Menstruaciones irregulares. 

  • Amenorrea: Ausencia de menstruación. Ocurre en el 70% de los casos.
  • Oligomenorrea: Disminución del número de menstruaciones (ciclos largos, mayores a 35 días).
  • Polimenorrea: Periodos de menstruación muy frecuentes (ciclos cortos, inferiores a 25 días)
  • Hipermenorrea: Menstruación de larga duración, abundante y dolorosa.

  • Androgenismo. Altos niveles de andrógenos son los causantes de la aparición de acné, aparición de vello, ciclos irregulares, caída de cabello, etc.
  • Acné. Debido al exceso de testosterona (hormona masculina) aparece piel grasa y acné en cara y zonas menos comunes como pecho o espalda. 
  • Hirsutismo. Aparición de vello en zonas poco habituales en mujeres como brazos, cara o cuello. Aproximadamente un 50% de mujeres son SOP presentan este síntoma.  Es importante destacar el problema que puede causar este problema en las mujeres a nivel anímico.  
  • Problemas de fertilidad. La ausencia de ovulación (anovulación) es una de las causas más frecuentes de infertilidad femenina.
  • Sobrepeso/Obesidad. Es una de las causas y al mismo tiempo consecuencias. El sobrepeso suele acompañarse de un aumento de la insulina en sangre, propiciando el exceso de hormonas andrógenas que impiden la ovulación. Existen numerosos casos de mujeres con normopeso (IMC 18,5-25) que padecen este síndrome. Por lo tanto, no se puede asegurar con certeza la relación directa entre sobrepeso y SOP. Si está asociado a un porcentaje de grasa corporal elevado, sobre todo visceral.
  • LH Y FSH. El ratio entre estas dos hormonas en mujeres con SOP suele estar algo descompensado. Esto podría provocar ciclos irregulares, anovulación y dificultad para conseguir embarazo. 
  • Niveles de hormona antimulleriana significativamente altos, pueden ser responsables de anovulación. 
  • Resistencia a la insulina, hiperinsulinismo. La resistencia a la insulina es un síntoma muy común en el SOP, se define como una disminución de la respuesta de la glucosa a una cantidad concreta de insulina. En mujeres con SOP se observa una alteración en los receptores de insulina dando lugar al aumento de glucosa en sangre. El páncreas como respuesta compensatoria, fabrica mayor cantidad de insulina y ésta sobreproducción tiene consecuencias directas en el ovario. Produce niveles de testosterona en exceso y genera los signos típicos del síndrome (hirsutismo, anovulación, acné, etc.) Las mujeres con SOP presentan un mayor riesgo de sufrir intolerancia a la glucosa, diabetes mellitus tipo2 y diabetes gestacional. 

Con mucha frecuencia nos encontramos con diagnósticos a medias. ¿Es lo mismo ovario poliquístico (OP) que síndrome de ovario poliquístico (SOP)?

En muchas ocasiones se confunden estos dos términos y es importante saber que no significan lo mismo. La Asociación Española de Síndrome de Ovarios Poliquísticos (AESOP) define el OP (Ovario poliquístico) con el diagnóstico ecográfico (no significa tener quistes en los ovarios) que puede o no acompañarse de sintomatología mientras que el SOP viene caracterizado por una serie de signos y síntomas mencionados anteriormente. Tener ovarios poliquísticos no tiene porqué implicar un desajuste hormonal, pero si suelen tener ciclos irregulares por lo que pueden tener problemas para concebir. Cuando existe síndrome de ovario poliquístico si se observan desajustes hormonales. 

¿Cómo saber si tengo SOP?

El National Institute of Health (NIH) y el consenso de Rotterdam definieron que para considerar el síndrome de ovario poliquístico (SOP) se deben cumplir dos de los tres criterios siguientes:

  • Disfunción del ciclo menstrual (oligo/anovulación)
  • Hiperandrogenismo clínico o bioquímico (hirsutismo, acné y/o alopecia).
  • Criterios ecográficos (morfología ovárica poliquística)

Si tienes algunos o todos los síntomas mencionados anteriormente, podrías tener SOP. Pueden existir otras razones por las que presentas estos síntomas. Es importante tener una visita ginecológica para ser diagnosticada. 

Para conocer si cumples con algunos de estos criterios es necesaria la visita ginecológica. 

¿Cómo afecta el SOP a la fertilidad?

Las mujeres que padecen SOP presentan problemas de ovulación, resistencia a la insulina, sobrepeso y obesidad en algunos casos y alteraciones en el desarrollo del endometrio. Por este motivo, son muchas las mujeres que necesitan acudir a las terapias de reproducción asistida. El padecer SOP, no significa que la mujer no pueda concebir de manera espontánea, pero si no se tratan los signos puede agravarse la magnitud del problema. 

Si tengo SOP y quiero quedarme embarazada:

  • Acude a tu ginecólogo o matrona para empezar a planificar tu embarazo.
  • Realizar una analítica preconcepcional.
  • Toma la suplementación necesaria antes de concebir, siempre pautada por un profesional sanitario.
  • Cuida tus hábitos nutricionales. Durante la búsqueda de embarazo una alimentación saludable es esencial para llegar en condiciones óptimas, además de asegurar los nutrientes esenciales que necesitas en esta etapa.  Teniendo SOP, es aún más importante. 
  • Conoce tu ciclo menstrual. El ciclo es una increíble fuente de conocimiento sobre nosotras mismas. Algo que cuando conocemos nos empodera y nos ayuda a entendernos. Conocer cosas tan básicas cómo cuándo empieza y cuando acaba nuestro ciclo menstrual o cuales son las fases que lo forman son mucho más importantes de lo que pensamos. 

Conoce todas las fases de tu ciclo menstrual

Fase folicular

La fase folicular va desde el día 1 de tu menstruación hasta la ovulación. En esta fase los niveles de estrógenos son más altos porque el ovario se está preparando para liberar al óvulo.

Menstruación

Este proceso marca el comienzo del ciclo. Cuando el óvulo no ha sido fecundado en la fase ovulatoria, el endometrio que recubre nuestro útero se desprende al no producirse un embarazo, y se expulsa en forma de sangrado menstrual

Pre-ovulación

Después de la menstruación, los tejidos y todo lo que se forma para preparar al útero para un embarazo, se desprende. En la fase proliferativa, un nuevo óvulo comienza a formarse en nuestros ovarios, ese recubrimiento uterino vuelve a crecer y aumentan nuestros niveles de estrógenos. 

Ovulación

Más o menos a la mitad del ciclo se libera un óvulo (aunque el momento exacto depende mucho de cada una y de cada ciclo). Los niveles de estrógenos alcanzan su punto máximo justo antes de que esto ocurra. Cuando termina la ovulación, los niveles de estrógeno vuelven a disminuir y comienza la fase lútea. 

Fase lútea

También conocida como fase premenstrual. Va desde el final de la ovulación hasta la siguiente menstruación. Se produce un aumento de la hormona progesterona y los estrógenos disminuyen, lo que puede dar lugar a algunos síntomas premenstruales como el dolor de cabeza, hinchazón abdominal o dolor de ovarios, entre otras. 

Los ovarios poliquísticos pueden hacer que tu menstruación sea muy irregular. Por lo que estas fases pueden variar.

La alimentación juega un papel fundamental en cada una de las fases. La mala alimentación puede ser una de las causas de los desajustes menstruales.

Los alimentos que comemos tienen diferentes propiedades muy beneficiosas según la fase del ciclo en la que los consumas. Hay alimentos más adecuados para tomarlos en una fase que en otra. 

Embarazo y SOP

Las mujeres que padecen síndrome de ovario Poliquístico y están embarazas presentan un mayor riesgo de padecer algunas de las complicaciones típicas de la gestación (diabetes gestacional, hipertensión y abortos). Por lo tanto, es importante llevar un buen cuidado y control durante los meses de gestación. 

¿Cómo puede ayudarme la alimentación si tengo SOP?

El cambio de hábitos y estilo de vida es el primer escalón de tratamiento del SOP

Abordar el síndrome de ovario poliquístico mediante cambios alimentarios y en general mejorar nuestro estilo de vida es la manera más sana y eficaz de tratar el síndrome de ovario poliquístico a corto y largo plazo. Además del seguimiento ginecológico para abordar el problema si es necesario con algún tratamiento farmacológico o suplementación. 

Cuando aparece el SOP, necesitamos eliminar todos aquellos alimentos que pueden influir negativamente a nivel hormonal, siempre individualizando cada caso. 

¿Qué alimentos debe contener la dieta? 

  • Frutas y verduras. Son esenciales en la dieta ya que son ricas en fibra, vitaminas y antioxidantes. Es imprescindible consumir dos raciones al día, por todos los beneficios que aportan junto con la baja densidad calórica y el poder de saciedad que presentan gracias a la fibra.  
  • Las legumbres son ricas en fibra y por lo tanto contienen un índice glucémico bajo. Se aconseja potenciar su consumo. 
  • Hidratos de carbono. Se aconseja potenciar el consumo de harinas de calidad, eligiendo siempre integrales. Es importante individualizar cada caso para recomendar la cantidad adecuada a ingerir 
  • Proteína animal y vegetal. Su consumo está asociado con pérdida de peso, es saciante y ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Podemos encontrar proteína de origen animal (pescado, carne y huevo) y de origen vegetal (legumbres, frutos secos y tofu). 
  • Grasas saludables. Las grasas saludables Omega 3 son esenciales. Por un lado, mejoran la sensibilidad a la insulina y los niveles de colesterol en sangre. Es necesario ingerir grasas saludables de calidad para elevar los niveles de HDL (“colesterol bueno”), necesario para una óptima producción hormonal. Algunos alimentos como el aguacate, frutos secos, semillas, aceite de oliva virgen extra y yema de huevo lo contienen.  En cualquier caso, es importante valorar el consumo de Omega3 de manera individual.

¿De qué manera ayuda realizar ejercicio físico?

El ejercicio físico en las mujeres con SOP tiene múltiples beneficios:

  • Favorece la pérdida de peso y grasa corporal
  • Mejora la composición arterial
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina 
  • Reduce el dolor premenstrual 
  • Favorece la mejora del perfil hormonal LH/FSH

Ponte un objetivo fácil de cumplir, busca un deporte que te motive, te guste y te divierta, junto a la alimentación se va a convertir en tu aliado para mejorar el síndrome de ovario poliquístico. 

Emociones y SOP.

Es importante destacar la importancia de la gestión de las emociones en las mujeres con SOP, ya que estas tienen una mayor predisposición a padecer estrés crónico, cuadros de ansiedad y depresión debido a un aumento de ACTH y cortisol. Por lo que la intervención psicológica en este proceso es de carácter esencial.

El estrés crónico puede provocar:

  • Alteraciones en el perfil glucémico
  • Retención de líquidos, inflamación, hinchazón y exceso de grasa abdominal.
  • Debilidad, fatiga y cansancio.
  • Si se produce una disminución de cortisol, se disminuye la testosterona, la hormona de crecimiento y los niveles de insulina. 
  • Depresión y ansiedad. 

Practicar meditación, yoga, deporte y sobre todo terapia psicológica son clave para reducir los niveles de estrés. 

Es por ello que el síndrome de ovario Poliquístico es una patología multifactorial que necesita ser tratada desde todos los ámbitos. Factores como una alimentación desequilibrada, la obesidad, la inactividad física, las emociones y el estrés pueden tener un impacto negativo sobre esta. Se ha demostrado que llevar a cabo un estilo de vida saludable mejora significativamente los síntomas y signos que lo caracterizan.

Cosas para llevar a casa

  1. Empieza por cuidar tu alimentación, es tu gran alidada y es el primer paso una vez diagnosticado el SOP. 
  2. Muévete. Práctica algún deporte que te guste y te motive, es esencial para el SOP. Además, si realizas ejercicios de fuerza mucho mejor. 
  3. Cuida tu salud emocional
  4. Si buscas embarazo planifícalo con unos meses de antelación, ponte en manos de profesionales que te ayuden de verdad.
  5. El sueño también es un factor clave, empieza por adelantar la hora de la cena, evita pantallas justo antes de dormir y practica un ratito de meditación. Puede ayudarte a conciliar el sueño. 
  • Durante la búsqueda de embarazo una alimentación saludable es esencial para llegar en condiciones óptimas, además de asegurar los nutrientes esenciales que necesitas en esta etapa.  Teniendo SOP, es aún más importante. 
  • Conoce tu ciclo menstrual. El ciclo es una increíble fuente de conocimiento sobre nosotras mismas. Algo que cuando conocemos nos empodera y nos ayuda a entendernos. Conocer cosas tan básicas cómo cuándo empieza y cuando acaba nuestro ciclo menstrual o cuales son las fases que lo forman son mucho más importantes de lo que pensamos.

 

 

 

¿ Quieres saber más ?
Pide cita con nuestras nutricionistas

más
articulos

Inicia Sesión