Los productos light son más sanos y otros mitos sobre la alimentación.

Mitos de alimentos, superalimentos, dietas light y proteinas.

¿VERDADERO O FALSO?

💩MITO 1. La espirulina es un “superalimento” que, entre otras cosas, me aporta vitamina b12, muy importante si sigo una dieta sin proteínas de origen animal

La espirulina es un alga que muchas personas añaden a su dieta (en forma de alimento o suplemento) sin conocer realmente lo que nos aporta. Cierto es que es un alga rica en proteínas, vitaminas y minerales pero en cuanto su contenido en b12, hay que tener en cuenta que lo que en realidad contiene son análogos inactivos de esta vitamina,  que podrían enmascarar un déficit de b12 en nuestra analítica; además de que podrían bloquear su metabolismo. Por otro lado, un consumo excesivo podría aportarnos más cantidad de metales pesados como el arsénico. Además puede tener algunas interacciones con algunos fármacos. Por tanto la espirulina es un alimento interesante siempre y cuando se consuma en cantidades adecuadas y siempre y cuando no tengamos una patología que pueda verse afectada por su consumo o tomemos algún medicamento que pueda interaccionar con ella.   

💩MITO 2. El agua con limón me ayuda a adelgazar y detoxifica

Cuando hablamos de adelgazar, hablamos  de reducir nuestro tejido graso, y por tanto mejorar nuestra composición corporal. El agua no aporta ningún nutriente, ni ninguna caloría, y no engorda ni adelgaza. El limón, por su parte, tiene muchas propiedades como su aporte en vitamina C y compuestos fenólicos, que son potentes antioxidantes, es rico en potasio que potencia la eliminación de líquidos y también aporta ácido cítrico que potencia la acción de la vitamina C. Pero estas propiedades del limón no influyen en nuestro tejido graso, es decir, no te harán adelgazar. En cuanto a la función detoxificadora, ya contamos con nuestros riñones e hígado que cumplen esa función mejor que nadie. Por tanto, si quieres tomar agua con limón hazlo pero sin esperar milagros que no hace, y cuidado con tu esmalte, ya que el zumo de limón puede erosionar el esmalte de tus dientes.

💩MITO 3. No debo comer muchos huevos a la semana porque me subirá el colesterol

Hace años se relacionaba el consumo de alimentos ricos en colesterol con el sufrir un aumento de las cifras en sangre. Por tanto se recomendaba reducir el consumo de estos alimentos para conseguir bajar las cifras de colesterol sanguíneo.   

Gracias a la investigación, esta relación ya se sabe que no funciona así, el colesterol presente en alimentos incrementa mínimamente el colesterol en sangre, sin embargo lo que sí aumenta las cifras de colesterol en sangre es el consumo de alimentos, generalmente productos ultraprocesados que contienen grasas de mala calidad.

A día de hoy ya hay estudios que han concluido que consumir un huevo diario podría reducir drásticamente el riesgo de sufrir un infarto o un ictus.

 

💩MITO 4. Si quiero mejorar mi salud debo tomar suplementos dietéticos

Esto es algo que las Nutricionistas nos encontramos mucho en consulta. Personas que toman largas listas de suplementos, en muchos casos sin razón alguna.  En primer lugar, los suplementos hay que tomarlos siempre pautado por un profesional cualificado y  sólo si son necesarios, por ejemplo en el embarazo, para suplementar una dieta vegetariana, en algunas patologías etc… En segundo lugar hay que tomar la suplementación justa y necesaria a cada caso. Lo más importante es seguir una alimentación sana y equilibrada; lo suplementos son una ayuda y complemento a nuestra rutina alimentaria. Además en la suplementación hay que tener en cuenta que “menos es más”, ya que muchas personas piensan que por estar tomando más cantidad de suplementos su salud irá mejor y esto no es así.

Cuando hablamos de adelgazar, hablamos  de reducir nuestro tejido graso, y por tanto mejorar nuestra composición corporal. El agua no aporta ningún nutriente, ni ninguna caloría, y no engorda ni adelgaza. El limón, por su parte, tiene muchas propiedades como su aporte en vitamina C y compuestos fenólicos, que son potentes antioxidantes, es rico en potasio que potencia la eliminación de líquidos y también aporta ácido cítrico que potencia la acción de la vitamina C. Pero estas propiedades del limón no influyen en nuestro tejido graso, es decir, no te harán adelgazar. En cuanto a la función detoxificadora, ya contamos con nuestros riñones e hígado que cumplen esa función mejor que nadie. Por tanto, si quieres tomar agua con limón hazlo pero sin esperar milagros que no hace, y cuidado con tu esmalte, ya que el zumo de limón puede erosionar el esmalte de tus dientes.

💩MITO 5. Los productos light son más sanos y son mi solución si busco adelgazar

Un producto se puede etiquetar como LIGHT, cuando ha reducido al menos un 30% de su contenido en calorías, grasas o azúcares en comparación con la versión original. Por tanto, si la versión original era hipercalórica, puede que esa versión light aún siga siéndolo. Por otro lado muchas versiones light quitan grasas añadiendo más cantidad de azúcares o bien reduces azúcares y añaden grasas de mala calidad así como gran cantidad de aditivos. Además cuando comemos alimentos light, tendemos a comer más cantidad porque generalmente son menos saciantes, y además es más frecuente comerlos con más descontrol.

Esto no quiere decir que siempre y en cualquier caso sean una mala opción y que todos sean insanos,  pero es importante  que sepamos escoger la mejor opción para nosotras entendiendo lo que pone en el etiquetado.

¿ Quieres saber más ?
Pide cita con nuestras nutricionistas

más
articulos

Inicia Sesión