Preservación de la fertilidad

 En España, como en todos los países desarrollados, se observa una tendencia sociocultural en el retraso de la maternidad, que desafortunadamente concluirá con un 5% de mujeres que no conseguirá su deseo de ser madre. 

 Es muy llamativa la visión que nos inculcan a las mujeres sobre nuestra fertilidad, por ejemplo, un estudio publicado recientemente y presentado en el congreso anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, pone de manifiesto que el 95% de las mujeres entrevistadas muestran en general muy poco conocimiento de su fertilidad. Un 49% desconoce los días más fértiles de su ciclo menstrual y que la franja de edad de mayor fertilidad en la mujer se sitúa entre los 20 y 25 años, cayendo drásticamente a partir de los 35. Así mismo, un 45% cree que puede quedarse embarazada sin dificultades más allá de los 40 años. Parece que cuando no queremos quedarnos embarazadas ocurre con la mirada, pero sin embargo cuando lo deseamos empezamos a ver las dificultades. 

 En España, como en todos los países desarrollados, se observa una tendencia sociocultural en el retraso de la maternidad, que desafortunadamente concluirá con un 5% de mujeres que no conseguirá su deseo de ser madre. Esto es debido a que fisiológicamente, entre los 20 y los 25 años es la edad de máxima fertilidad y a partir de los 35 como ya sabéis empieza a haber mas problemas y dificultades. 

Además de la edad, existen otros factores a tener en cuenta en nuestra disminución de la fertilidad como los plásticos, tabaco, maquillajes, perfumes, los derivados fenólicos y los productos derivados de la combustión, todos ellos tienen efectos en las perspectivas reproductivas de las mujeres y, aunque no se ha probado la causalidad, algunos estudios ponen de manifiesto cómo se adelanta la menopausia entre 2 y 4 años, con las consiguientes alteraciones en la salud y calidad de vida de la mujer. 

 La vitrificación de ovocitos es una técnica que ha tardado en ser optimizada, debido a la fragilidad de los óvulos al tratarse de una única célula de gran tamaño, e implica un enfriamiento extremadamente veloz y un manejo muy preciso de las sustancias que se emplean para criopreservarlos. Sin embargo, en la actualidad la preservación de ovocitos es una técnica segura y con buenos resultados para aquellas mujeres que quieren postergar su maternidad por motivos sociales, laborales, médicos o personales. 

 Se trata de una técnica cuya eficacia depende de varios parámetros: experiencia de la persona que la lleva a cabo, técnica utilizada, edad de la mujer o calidad de los óvulos entre ellas. Con todo ello, la supervivencia de los ovocitos ronda el 80-90% aproximadamente, pero permite unos porcentajes de embriones y embarazos iguales a los que se consiguen con óvulos en fresco. 

Esta técnica no te asegura la posibilidad de ser madre en un futuro, pero si la de ser tu propia donante en caso de no conseguirlo de manera natural, porque se ha visto que en ciclos de donación de ovocitos la edad de la receptora parece no tener un rol relevante en la probabilidad de éxito del tratamiento. 

El procedimiento de la preservación de óvulos es el mismo que para una fecundación in vitro, siendo igualmente necesario una anamnesis completa de la mujer y valorar la reserva ovárica mediante una analítica hormonal y una ecografía. 

Con esta información podemos valorar esperar para comenzar el tratamiento o empezar a inyectarte la medicación entre el segundo y tercer día de la siguiente menstruación. El tratamiento dura entre 10-15 días y la obtención de los óvulos se hace en el quirófano bajo anestesia. En el post sobre Qué es una Fecundación in vitro, tenéis información más detallada sobre qué es la estimulación ovárica. 

En función del número de óvulos que se obtengan en ese ciclo de estimulación se valorara la opción de realizar otro ciclo o directamente ya, pasar a disfrutar de la vida un poco más tranquila y con menos miedo a tu futura maternidad. 

Servicio de Reproducción Assistida

más
articulos

Inicia Sesión